Introduce tu búsqueda

  • Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    En casa del abolicionista...
    «La seducción», de Sofia Coppola.

    Malas calles.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    El presente y futuro de AMC

    Better Call Saul

    La cadena de basic cable AMC vive uno de sus momentos más peliaguados como empresa dedicada a la creación y emisión de series de entretenimiento. Es lo que tiene empezar tu andadura como cadena renovada con una serie como Mad Men (2007-2015), para después seguirla con Breaking bad (2008-2013). Durante tres años, AMC pudo presumir de ser la mejor del mercado, ya que sus dos series no eran solo éxitos atronadores de crítica y público sino que demostraban que sin enseñar pezones femeninos y con límites en la violencia –aunque viendo The walking dead uno se pregunta qué límite es ese– se podía hacer muy buena televisión. Es algo que FX llevaba demostrando desde 2002, pero muchos arrugaban la nariz ante las series de la filial de cable de Fox. En 2010, AMC experimentó los extremos con sus primeras nuevas apuestas de ficción: la cancelada Rubicón y la exitosa The walking dead. Más tarde llegarían The killing (2011-2013/2014 en Netflix), Camelot (2011) o Low winter sun (2013), todas emitidas bajo el amparo de la racha continuada de premios y audiencias millonarias. Con el fin de Breaking bad en septiembre de 2013, y el anuncio de que la 7ª temporada de Mad Men sería la última, llegó el momento de la verdad para la cadena. ¿Tiene vida crítica más allá de esas dos series? ¿Puede tener esos números sin meter zombies de por medio? Un repaso a su presente y futuro ayudará a aclarar, aunque sea un poco, estas dudas.







    Electrick Children
    Feelmakers

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Estrenos

    Festivales

    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».
    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».

    Extras

    Tráileres