Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Premios Pollo 2045

    La isla mínima

    Alta era la competencia este año y altas nuestras expectativas con los premios de la Academia a lo mejor del cine español. Pero, por desgracia, los Goya han vuelto a decepcionar al concentrarse en un par de títulos obvios y dejar de lado auténticas maravillas. Así, La isla mínima y El Niño han obtenido 17 y 16 nominaciones, respectivamente, mientras que dos cintas tan notables como Hermosa juventud y Carmina y amén han tenido que conformarse con una mera mención cada una (ambas en la categoría de actriz secundaria, donde, eso sí, los excelentes trabajos de Ingrid García Jonsson y Yolanda Ramos parten como favoritos). También destinada al ámbito ‘novel’ ha ido a parar la maravillosa 10.000 km, que no debería quedarse sin el galardón a mejor ópera prima pese a encontrarse con la interesante Musarañas (cuya Macarena Gómez sí que es una auténtica revelación). Todos estos films han quedado relegados a un segundo plano en favor de la divertida coproducción argentino-española Relatos salvajes, cuyas 9 candidaturas han superado a las 7 de la arriesgada Magical Girl de Carlos Vermut, principal rival de Alberto Rodríguez y su cuidada isla. Ambas obras ya se vieron las caras en San Sebastián, donde se repartieron los honores.

    Hablar aquí de nostalgia de los 80’s sería impreciso. Los colores saturados, los anti-héroes torturados, los amores imposibles y la violencia descarnada —en ocasiones rozando el prefijo ultra, dada su contundencia— son las señas de identidad de un 2014

    Una de las incógnitas de estas nominaciones era la recepción que la Academia daría a la bella cinta vasca Loreak, finalmente presente en la categoría principal pese a sólo contar con una mención más (banda sonora) y, por tanto, grandes posibilidades de irse de vacío. Especialmente inaudita resulta su omisión en fotografía. Curiosamente, esta categoría sí cuenta con la presencia de Ocho apellidos vascos, a la que el grandísimo éxito de taquilla sólo ha conseguido 5 nominaciones (contando, eso sí, los geniales Dani Rovira, Karra Elejalde y Carmen Machi con muchas papeletas). Definitivamente, la comedia no es el género de la Academia, que ya ignoró el año pasado a la divertida 3 bodas de más a cambio de dramas bastante insulsos. Y, hablando de cintas insulsas, las categorías de guion adaptado (que sólo ha servido para que la notable A Esmorga se cuele en las nominaciones) y cinta de animación (con Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo como clara ganadora) deberían quedar desiertas en caso de necesidad, pues no es la primera vez que incluyen prácticamente cualquier obra que cumpla sus requisitos. No obstante, el alto número de candidatos interesantes no ha evitado deslices preocupantes en las categoría de largometraje documental (¿dónde está Costa da Morte?) y película europea (¿realmente es mejor Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho? que La Venus de las pieles, Philomena o El congreso, por citar algunos ejemplos?).



    Si algo dejan siempre claro los académicos es que las películas populares parten con ventaja porque los votantes no se molestan en ver todas las candidatas (ni siquiera la mayoría). Sólo eso explica que ninguna actriz de Loreak haya sido nominada pero sí lo estén interpretaciones bastante banales de La isla mínima y El Niño. Por cierto, ¿a qué viene la nominación de Ricardo Darín a mejor protagonista? A nivel interpretativo, la única sorpresa agradable es la presencia de las dos extraordinarias actrices de Marsella (María León y Goya Toledo) pese a que la hermosa canción de la película (“Le vent me dirá”) no se haya hecho un hueco en su cuestionable categoría discotequera. El plano técnico ha quedado repartido entre la irregular Autómata (cuyo protagonista, Antonio Banderas, recibirá el Goya de Honor) y las grandes favoritas de la velada y apenas ha dado sorpresas, aunque resulta curioso ver a la mediocre Un puñado de besos (candidata en vestuario) empatada con la excelente Carmina y amén a número de nominaciones. A este respecto, es especialmente dolorosa la exclusión del gran Paco León de las categorías de guion y dirección. En cualquier caso, quizá lo más triste de esta edición sea que muchas de las obras que han sido eclipsadas habrían obtenido un buen puñado de nominaciones de estrenarse el mediocre año pasado. Sin embargo, no debemos lamentarnos por ello, sino todo lo contrario: el 2014 siempre será recordado como un grandísimo año para el cine español y, con nominaciones o sin ellas, La isla mínima, Magical Girl, 10.000 Km, Loreak, Ocho apellidos vascos y el resto de cintas mencionadas pueden sentirse orgullosas de formar parte de él. El 7 de febrero tenemos cita con la gran noche del cine español, esperada con más impaciencia que nunca.
    Feelmakers

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Críticas

    Festivales

    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Próximamente: Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».

    Premios

    Escenas

    Noticias

    Proyectos

    [12][asdbd][slider3top]